Home News
Noticias

Noticias encontradas: 165

07/09/2012 | DITEC VOLO, ES DECIR, BIENVENIDOS AL PARAÍSO DE LOS CONSUMIDORES

Mall of Arabia Egypt: las compras de Las mil y una noches llegan a El Cairo 

Los pueblos árabes se caracterizan por una gran pasión mercantil. Y entre las imágenes más clásicas del mundo medioriental a menudo se ven fotografías tomadas en un zoco, con mercancías variopintas a la vista: pieles elaboradas, telas, latón y cobre brillantes, maderas taraceadas, cerámicas polícromas, especias, joyas, esencias perfumadas... Muchos mercados de este tipo, como el Gran Bazar en Estambul o Khan el-Khalili en El Cairo, aún conservan su carácter auténtico y su afluencia de compradores locales, para los que es normal regatear mucho los precios, según una costumbre difusa en todo el mundo islámico. En cambio, otros mercados son estructuras improvisadas y llenas de souvenirs mediocres, expuestos para los turistas poco exigentes que no saben distinguir realmente el valor de lo que compran. 

Pero hay que reconocerlo de una vez por todas: vivimos en un mundo global. Así que no sorprende que incluso en los países árabes más remotos se estén difundiendo estructuras típicamente occidentales como los centros comerciales. Éstos, tal y como se conciben hoy en día, sirven para adaptarse a las necesidades del automovilista y suelen ubicarse a las afueras de las ciudades. El modelo surgió en Estados Unidos, donde por primera vez se creó un escenario urbano y social que permitía una solución de este tipo, para después difundirse en el resto del mundo. En Europa, al principio, hubo algo de desconfianza; el etnólogo francés Marc Augé, en su ya célebre tratado “Los no lugares. Una antropología de la sobremodernidad”, en los años ’90 los describió como espacios no identitarios, relacionales e históricos, superficies en las que se cruzan multitud de individuos sin entrar en relación, movidos sólo por el deseo de consumir o de acelerar las operaciones cotidianas. Pero se trata de una opinión superada. Actualmente, huyendo de la retórica del no-lugar y de todo esnobismo intelectual, muchos jóvenes consideran los centros comerciales el equivalente a la plaza del pueblo, el bar del barrio o el parque: un lugar donde se puede expresar socialidad, quedar con los amigos y practicar con ellos actividades divertidas. 

Entre los centros comerciales, los Mall of Arabia ostentan un papel aparte. Hasta hace poco había dos: el de Dubai, en el fabuloso emirato, y el de Yida, en Arabia Saudita, ambos fastuosos, ricos en propuestas de compra, con tiendas de las marcas internacionales más prestigiosas, gimnasios, concesionarios automovilísticos, restaurantes, cines, teatros y otras formas de entretenimiento. Hay quien los ha definido "centros faraónicos", quizás inspirando la elección de la tercera sede: sí, El Cairo; mejor dicho, Ciudad 6 de Octubre, un distrito industrial a 20 kilómetros de la capital, en los alrededores de Guiza, hasta ahora famoso por su universidad y por ser la capital automovilística egipcia (allí se encuentran las plantas de Suzuki, Nissan, Mercedes-Benz y BMW). Sobra decir que el que se acaba de inaugurar es el mayor centro comercial de Egipto, con un millón de metros cuadrados, 900 tiendas, cine 3D con 13 salas, aparcamiento para 9000 coches y la inmensa fuente danzante a la que se dan los escaparates de los restaurantes más chic. ¿Y para una de las más bonitas de las 12 entradas peatonales, imagina qué puerta han elegido? Volo, el automatismo de DITEC de altura reducida para puertas eléctricas correderas curvas, diseñado específicamente para responder a las necesidades arquitectónicas más avanzadas. En resumen, en Egipto, DITEC se ha convertido en un símbolo de lo nuevo que avanza y del estilo que deja huella. Gracias a la cooperación con African Trade & Contracting, ya habíamos proporcionado entradas automáticas para varias plantas industriales en este país (Procter & Gamble, Pepsi, Lipton…), pero esta vez es diferente: Mall of Arabia es un centro destinado a entrar en el imaginario colectivo, además de en la vida cotidiana, del nuevo Egipto. Y estamos orgullosos de haber participado.