Home News
Noticias

Noticias encontradas: 165

08/06/2012 | Puertas automáticas DITEC en el aeropuerto de Orio al Serio, nada más aterrizar o antes de despegar

DITEC DA LA BIENVENIDA EN LA PROVINCIA DE BÉRGAMO
Una puerta Valor se abre automáticamente a los visitantes del Info Point Turismo

Algunos tópicos son difíciles de erradicar: La frenética Milán piensa solo en el trabajo, Bolonia amante del placer sabe saborear la vida, Roma es inmensa e indolente, Nápoles creativa pero caótica... ¿Y Bérgamo?
¡Quién sabe! ¿Quién, sobre todo entre los extranjeros, conoce realmente Bérgamo?
A pesar de las bellezas de la Ciudad Alta, con su recinto amurallado construido por los dominadores venecianos que la circunda como una fortaleza, y de las numerosas y vivaces actividades de la Ciudad Baja y de sus alrededores, no se puede decir que la capital de los Alpes Orobios sea muy conocida. Es una lástima y al mismo tiempo una oportunidad: quien decida dedicar aunque solo sea un par de días a esta ciudad —una auténtica y elegante ciudad de arte— y a su provincia no se sentirá decepcionado. En primer lugar, se llega cómodamente. A pesar de que las compañías aéreas lo catalogan como una de las escalas milanesas, el aeropuerto de Orio al Serio es a todos los efectos la puerta de Bérgamo hacia el mundo, si bien con la autopista de cuatro carriles se llega a Milán en un momento.

Una vez en esta tierra de gente todavía un poco esquiva y brusca, con un dialecto incomprensible para quienes no han nacido bajo la sombra del «Campanone» (así llaman a la Torre Cívica), se descubrirá una serie de excelencias de las que tal vez ni siquiera se sospechaba la existencia. En Italia se come bien en todas partes, pero ¿sabíais que, según la Guía Roja de Michelín, aquí hay nada menos que nueve restaurantes con estrellas? Considerando que Bérgamo tiene poco más de 120.000 habitantes, es un porcentaje récord que demuestra el excelente trabajo realizado sobre todo para valorizar el patrimonio enogastronómico local.
Por otra parte, el parque tecnológico del Kilómetro Rojo (revolucionario distrito del conocimiento, de la innovación y de las altas tecnologías, creado como punto de agregación para empresas de fuerte tendencia innovadora e instituciones científicas y centros de investigación y desarrollo de las áreas más evolucionadas) se encuentra en Stezzano, en las puertas de la ciudad, mientras que, quien desea concederse unas vacaciones, no tiene más que elegir entre la montaña con las pistas de esquí y los senderos de Valle Seriana y de Valle Bembrana, o el lago d'Iseo, en cuyo centro encontramos Montisola, la isla lacustre más grande de Europa. Los amantes del bienestar y del turismo termal optarán en cambio por San Pellegrino, cuyas fuentes de agua mineral son famosas en el mundo.

Para decidir a dónde ir es oportuno informarse, por lo que en el aeropuerto nos espera el Info Point Turismo Bergamasco. Aquí, sus amables operadores políglotas ofrecen información, mapas, folletos, buenos consejos y todo lo necesario para facilitar la elección del visitante. En la entrada, una luminosa puerta de cristal DITEC Valor, la automática ideal en condiciones de uso muy intenso y continuo, invita a acceder a su interior.

Su diseño esencial se integra perfectamente con el verde de los paneles de la fachada, y su deslizamiento silencioso lanza ya un mensaje de tecnología funcional: como la gran pantalla que atrae la atención del público transeúnte, o la más pequeña del ordenador incorporado en la pared para efectuar personalmente las reservas.
Otro mensaje de amable recibimiento parece difundirse desde este rincón eficiente y acogedor: «¡Bienvenido a Bérgamo, turista! Tanto si vienes de un país lejano como si eres italiano, bienvenido: te deseamos una estancia agradable y gratificante, tan libre de obstáculos como el suave movimiento de esta puerta automática