Home News
Noticias

Noticias encontradas: 165

10/04/2012 | Puertas y cancelas automáticas (y sólo por pasión)

P.& B. Elettrica de Rovereto – DITEC Expert desde hace más de 20 años

¿Cuántas veces le has preguntado a un niño qué quiere ser de mayor, sin obtener una respuesta concreta?

Con Mirco Berloffa, actualmente DITEC Expert de Rovereto, no habría pasado: tenía las ideas claras desde que iba a la guardería.
Es difícil decir si el mérito es de la locomotora de un tren eléctrico que no funcionaba bien o de su curiosidad innata, de un carácter resuelto desde pequeño o de una inclinación natural.
A Mirco le gusta pensar que fueron precisamente las ganas de hacer funcionar perfectamente su juguete las que le llevaron derecho a sus estudios de perito. Y así, cultivando una pasión que nació cuando era pequeñito, fue a parar al mundo de la electromecánica desde que empezó a trabajar.
Es 1980: otros tiempos, con una Italia que crece a ojos vista, donde un joven de buena voluntad recién salido de la formación profesional encuentra trabajo enseguida.
Tres días después de terminar el instituto, con sólo 19 años, Mirco podía elegir entre tres empresas diferentes de Rovereto.
Eligió una empresa fabricante de máquinas industriales para la fabricación de pan, que le permitiría viajar por trabajo. Decidió el viernes y el lunes ya estaba viajando hacia el extranjero.
Europa, Arabia Saudita y Estados Unidos se convierten en lugares conocidos y familiares en los más de ocho años de viajes en los que Mirco cultiva experiencias impagables: pueblos, ciudades, costumbres, culturas y cocinas diferentes se suman en la memoria, ampliando su conocimiento del mundo y de los seres humanos. Pero lo más importante es el crecimiento profesional. Cuando estás en el extranjero, lejos de tu sede, puede pasar de todo. Tienes que estar siempre listo para reaccionar y superar los obstáculos, tanto los psicológicos como los técnicos, que presenta tu trabajo.
Los problemas... hay que resolverlos, ¡y enseguida! No sólo es un método profesional; para algunas personas es una forma de vida que parece grabado en el ADN. Aún ahora, en su trabajo en Italia, Mirco lo aplica día tras día.

Después de ocho años largos e intensos, siempre con la maleta preparada, el deseo de quedarse en casa se hace notar. Mirco aún es joven, no tiene vínculos familiares y está listo para ponerse a prueba; con otro socio funda una empresa y se lanza de cabeza a su nueva aventura. La demanda no falta: se trabaja los siete días de la semana en la instalación y el mantenimiento de cuadros eléctricos y automatismos industriales. La tecnología abre nuevas oportunidades: Mirco se encuentra colaborando en la construcción de los primeros cañones para la producción de nieve artificial en su zona.

La experiencia, la pasión y una buena dosis de espíritu de sacrificio le hacen falta para afrontar una nueva demanda del mercado: los automatismos para cancelas ypuertas de garaje. Así, Mirco une a su trabajo habitual este nuevo sector del mercado.
Busca una colaboración con una marca líder y, en 1995, conoce DITEC, una feliz coincidencia, por tres buenos motivos:
- se puede cualificar como especialista de las entradas automáticas en su zona;
- cuenta con asistencia técnica telefónica continua garantizada por parte de personal experto;
- los productos, de excelente nivel cualitativo, se distribuyen sólo a los comerciantes DITEC.

Desde 1995 hasta hoy, DITEC ha crecido mucho, y Mirco con ella. Ha podido presentar y distribuir nuevos productos, como las puertas automáticas y las puertas seccionales de garaje.

La domótica, el material antirrobo, los automatismos industriales y las instalaciones civiles aún son el núcleo duro de su empresa; pero ahora la facturación de DITEC representa más del 30% del volumen de negocio.
Su empresa, P. & B. Elettrica, ya se ha convertido en un centro conocido e importante en la zona. Con experiencia y clarividencia, Mirco se ha creado un equipo de buenos colaboradores. Algunos de ellos trabajan con él desde hace más de veinte años: dato excepcional, si se piensa en el altísimo volumen de negocios de las empresas del sector.
Todo ello habla de un ambiente de trabajo sano y estimulante que sabe ser una verdadera escuela de profesionalidad constante: características indiscutibles, bien conocidas tanto por la competencia como por los colaboradores, pero sobre todo por la clientela, que aprecia la costumbre de entregar al final del trabajo no sólo las certificaciones, los manuales y los libros de mantenimiento de las instalaciones, sino también todo el proyecto de los esquemas eléctricos. Sin duda, es un signo de máxima garantía y del mayor respeto por el cliente final.

Son las personas como Mirco y los hombres de su equipo quienes, día tras día, trabajando con honradez y profesionalidad, dan prestigio a la marca DITEC. Por tanto, gracias a él y a sus compañeros DITEC Expert distribuidos por todo el territorio nacional, que cuentan otras muchas versiones de esta historia, todas basadas en el trabajo y en la pasión.