Home News
Noticias

Noticias encontradas: 165

24/05/2011 | DUCATI CAFFÈ. NO ABRAS ESA PUERTA…

…porque se abre y se cierra sola: el bar de la pasión roja por las dos ruedas ha instalado puertas automáticas DITEC Valor.

¿Qué ingredientes sirven para convertir un bar en un lugar cult, en el que la gente guapa termina inevitablemente por quedar?
La zona, sobre todo. Estamos en el centro de Roma, a dos pasos de la zona arqueológica de Largo di Torre Argentina: pura magia de un escenario encantado, siglos de historia y de arte que unen su atractivo en una mezcla de encanto inenarrable. Aparece de repente la joven Audrey Hepburn. No nos sorprenderemos: la atmósfera recuerda precisamente a “Vacaciones en Roma”.
A decir verdad, sólo nos sorprenderemos por una cosa: Gregory Peck llevaba de paseo a su princesa en Vespa, mientras que en nuestro caso las dos ruedas de rigor son las, mucho más deportivas, de las rojas de Borgo Panigale. Y así llegamos al segundo ingrediente, el mito, que aquí es algo habitual. Porque estamos en el Ducati Caffè, y Ducati no sólo es una marca. Para los apasionados de los motores, el rojo es el color del amor, del fuego, pero también de los Ferrari y de las Ducati, y por tanto de la velocidad. Es el color de la pasión, de la atracción arrebatadora, un emblema cromático y adrenalítico de la Italia que corre y gana. Los aficionados se precipitan enseguida, atraídos por las motos expuestas, a ver los accesorios y la ropa Ducati.
Decir “Italia” y pensar “estilo” son dos cosas indivisibles: el espacio abierto de 300 m² de dos pisos que acoge el concept restaurant & lounge bar, con sus juegos de luz y las pantallas LCD que muestran imágenes de competiciones en la pista, de moda y de estilo italiano, es un ejemplo de manual de glamour actual, de minimal-high tech de clase.
Y como “Italia” en el imaginario colectivo también quiere decir “gastronomía”, el Ducati Caffè está listo para conquistarnos por el paladar con sus exquisiteces: del desayuno a la comida, del aperitivo a la cena e incluso después, ofrece a los gourmets de la capital todo el gusto “made in Italy” exaltando las materias primas de calidad, la tradición regional, la imaginación, la creatividad y el sabor del Belpaese también en el rincón enogastronómico del Area Shop.
Como era previsible, “nos vemos en el Ducati” muy pronto se ha convertido en una expresión familiar para quien revela gusto y clase incluso al elegir un bar para quedar.
¿Y las dos puertas peatonales DITEC Valor? No podemos decir que sean un motivo de atractivo también, pero encajan perfectamente en un contexto de excelencia italiana, perfectas, como la guinda de la tarta: hablamos de entradas automáticas de diseño básico, seguras y silenciosas, tecnológicamente a la vanguardia, especialmente indicadas en condiciones de uso intenso y continuo. Para el tan concurrido Ducati Caffè, abierto de 8 de la mañana a 2 de la noche, no se podía elegir nada mejor.